• Sonia Falagan

10 maneras de reducir la contaminación plástica

Actualizado: abr 21

Ayuda a evitar que nuestra vida marina coma y nade en la basura haciendo cambios faciles en tu manera de consumir. La contaminación por plástico es un problema descomunal, pero no es demasiado tarde para solucionarlo!


AYUDA A EVITAR QUE NUESTRA VIDA MARINA COMA Y NADE EN LA BASURA HACIENDO CAMBIOS FACILES EN TU MANERA DE CONSUMIR. LA CONTAMINACIÓN POR PLÁSTICO ES UN PROBLEMA DESCOMUNAL, PERO NO ES DEMASIADO TARDE PARA SOLUCIONARLA!
©Carey rico/Shutterstock

Mientras vemos como la cadencia relajante de las olas chocan en la playa, nadie quiere pensar en cómo el océano se ha convertido básicamente en sopa de basura. Pero aquí está la realidad que mata el zumbido: hay millones de toneladas de escombros flotando en esa agua, y la mayor parte es plástico


La producción y el consumo de plástico en el mundo no paran de aumentar. En sólo 65 años, la producción de plástico se multiplicó por casi 200, llegando a alcanzar los 381 millones de toneladas en 2015. Y no solo es que la producción aumente exponencialmente, sino que actualmente tan sólo se recicla el 9% de todo el plástico que producimos.



Este aluvión constante (el equivalente a 136 mil millones de jarras de leche cada año estima un estudio publicado en la revista Science) representa un grave peligro para la vida marina. Los animales pueden enredarse en esta basura o ingerirla, ya sea porque la confunden como presas o porque el plástico se ha descomponido en partículas diminutas por agua de mar. Y no estamos hablando sólo de gente tirando su basura por la borda. Alrededor del 80% de la basura marina se origina en tierra, ya sea barrida de la costa o transportada a ríos desde las calles durante las fuertes lluvias a través de desagües pluviales y desbordamientos de alcantarillas.


Además, los plásticos de un sólo uso —como las bolsas y botellas de plástico— son especialmente problemáticos. Su limitado uso y su corta vida útil, unido a los 450 años (de media) necesarios para su descomposición, ponen la producción y gestión de residuos plásticos y su coste medioambiental en perspectiva.


Las buenas noticias? Hay muchas maneras pequeñas en las que puedes tener un gran impacto:

  1. Deja de usar plásticos desechables El 90% de los artículos de plástico en nuestra vida diaria se utilizan una vez y luego se tiran: bolsas de comestibles, envoltura de plástico, cubiertos desechables, pajitas, tapas de tazas de café. Toma nota de la frecuencia con la que usas estos productos y reemplácalos por versiones reutilizables. Sólo se necesita unas cuantas veces de llevar sus propias bolsas a la tienda, cubiertos a la oficina, usar envases biodegrables y reutilzables para que tengas un impacto positivo sobre nuestro planeta. Cada gota cuenta!

  2. Deja de comprar agua Cada año, cerca de 20.000 millones de botellas de plástico se van en la basura. Lleva una botella reutilizable en tu bolso. Si estás nervioso por la calidad del agua del grifo local, busca un modelo con un filtro incorporado.

  3. Boicotea las microperlas Esos pequeños depuradores de plástico que se encuentran en tantos productos de belleza (exfoliaciones faciales, pasta de dientes, geles corporales) pueden parecer inofensivos, pero su pequeño tamaño les permite deslizarse a través de plantas de tratamiento de agua. Desafortunadamente, también se ven como alimento para algunos animales marinos. Opta por productos con exfoliantes naturales como la avena, la sal o la luffa. Lee nuestro ultimo post sobre los beneficios de la Luffa y sus usos. En nuestro Shop, encontraras los productos a base de Luffa 100% natural y compostable para el cuerpo y el hogar. Usamos Luffa secada al aire y sin cloro, hecha en Costa Rica de manera artesanal.

  4. Cocina más No sólo es más saludable, pero hacer sus propias comidas no implica recipientes. Para aquellos momentos en los que pides o comes fuera, dile al establecimiento que no necesitas cubiertos de plástico o, para un crédito adicional serio, lleva tus propios recipientes de almacenamiento de alimentos a los restaurantes para las sobras. En las opciones de comida elije pesca sostenible y local, porque la pesca comercial desperdicia toneladas de redes de pesca que son de plastico.

  5. Compra artículos de segunda mano Los juguetes nuevos y los aparatos electrónicos, especialmente, vienen con todo tipo de envases de plástico, desde esas frustrantes conchas difíciles de romper hasta lazos retorcidos. Busca en los estantes de tiendas de segunda mano, ventas de garajes de vecindario o publicaciones en línea en busca de artículos que sean igual de buenos cuando se usan previamente. Tú también te ahorrarás unos dólares.

  6. Recicla, reusa Parece obvio, pero no estamos haciendo un gran trabajo al respecto. Por ejemplo, menos del 14% de los envases de plástico se reciclan. ¿Confundido acerca de lo que puede y no puede ir en la basura? Echa un vistazo al número en la parte inferior del contenedor. La mayoría de las botellas limpiadoras de bebidas y líquidos serán #1 (PET), que es comúnmente aceptada por la mayoría de las empresas de reciclaje de la acera. Contenedores marcados #2 (HDPE; por lo general, las botellas ligeramente más pesadas para leche, jugo y detergente para ropa) y #5 (PP; cubiertos de plástico, yogur y tinas de margarina, botellas de ketchup) también son reciclables en algunas áreas.

  7. Comprar a granel Yogures de una sola porción, artículos de tocador de tamaño de viaje, pequeños paquetes de nueces, considere la relación producto-embalaje de los artículos que compras a menudo y selecciona el recipiente más grande en lugar de comprar varios más pequeños con el tiempo.

  8. Lleve su propia bolsa para las compras Invierte en una bolsa de tela para ir de compras al super. Aunque la mayoria de los negocios ahora ofrezcan bolsas biodegrables, el procedimiento de fabricacion y empaque requiere el uso de plasticos.

  9. Presione a los fabricantes Aunque podemos marcar la diferencia a través de nuestros propios hábitos, las corporaciones obviamente tienen una huella mucho mayor. Si crees que una empresa podría ser más inteligente con su embalaje, haga oír su voz. Escribe una carta, envía un tweet o dales un golpe donde realmente duele: Dale tu dinero a un competidor más sostenible y local.

  10. Se un embajador del cambio Habla del tema con tu familia, tus amigos y tu entorno social y comparte tus experiences, nuevos habitos, ideas; juntos todos podemos!

La mision de Capuchino Natural es luchar por un mundo limpio.

En nuestro Shop, encontraras los productos naturales que corresponden a los criterios de un consumo sin plastico.

7 vistas0 comentarios